Los pulmones y el sistema respiratorio

¿Qué son las vías respiratorias? 

Las vías respiratorias son las que permiten el ingreso de aire organismo, dando curso al proceso respiratorio en el ser humano, necesario para la vida. Se componen por las vías aéreas y los pulmones, donde se realiza el proceso de cambio de gases.  

Las vías aéreas superiores están integradas por el sector comprendido desde la nariz, la boca, la faringe y la laringe, hasta las cuerdas vocales. Mientras que las vías respiratorias inferiores son la tráquea, bronquios, y bronquiolos (parte interna de los pulmones). 

La función esencial del aparato respiratorio es permitir la respiración, es decir, llevar oxígeno a la sangre y extraer el anhídrido carbónico, que se exhala. 

Enfermedades que afectan las vías respiratorias 

Las enfermedades que afectan a las vías respiratorias se pueden clasificar según el sector del aparato respiratorio al que afectan, es decir, superiores o inferiores. Existen algunas que, por su perdurabilidad en el tiempo, se denominan crónicas. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como enfermedades de las vías respiratorias crónicas a las siguientes: 

1.- Asma: 

Es una enfermedad respiratoria que se produce por la hinchazón de las vías respiratorias provocando sibilancias, falta de aliento, tos y opresión. Las causas suelen ser la presencia de alérgenos, moho, pelos de animales, químicos, ciertas actividades físicas, stress, humo de tabaco, entre otros agentes. 

2.- Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC): 

Es una enfermedad que obstruye el acceso de aire a los pulmones, cuyos principales síntomas son la producción de mucosidad y silbidos. Las causas frecuentes son la exposición a gases, humo de cigarrillo o sustancias irritantes. También contribuyen a su desarrollo enfermedades como los enfisemas pulmonares, cáncer de pulmón, bronquitis, entre otras. 

3.- Alergias: 

Surgen en respuesta a sustancias extrañas como una respuesta del sistema inmunitario. Las causas pueden ser polen, venenos, pelos o caspa de las mascotas, químicos, etc. Suelen producir secreciones nasales, edema de glotis, reacciones en la piel, etc. Dependiendo la gravedad pueden llegar a causar la muerte por asfixia. 

4.- Enfermedades pulmonares laborales: 

Son producidas como consecuencia de la prolongada exposición a determinados agentes. Algunos ejemplos de estas afecciones son: silicosis, neumoconiosis, bisinosis, asma ocupacional, etc. 

5.- Hipertensión pulmonar: 

Es una tensión alta arterial en los pulmones, causando que un lado del corazón realice mayores esfuerzos que los habituales. Sus causas pueden ser: razones congénitas, coágulos sanguíneos, insuficiencia cardíaca, VIH, etc. 

En todos los casos el organismo menciona como factores de riesgo que tienen incidencia significativa en los riesgos de contraer estas enfermedades, como así también de agravarlas, inclusive hasta la muerte. Tales factores son: 

1.- Tabaquismo. 

2.- Aire viciado en lugares cerrados. 

3.- Contaminación aérea externa. 

4.- Inhalación de sustancias químicas. 

¿Qué importancia tienen las vías respiratorias? 

La importancia de las vías respiratorias en el ser humano radica en que posibilitan el ingreso de oxígeno al organismo. Este gas es necesario para los procesos de obtención de energía, regeneración, reparación y constitución de las estructuras del cuerpo humano. 

Las enfermedades respiratorias ocupan un lugar muy importante afectando a millones de personas en el mundo. Esto es tan así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha creado la Alianza Global contra las Enfermedades Respiratorias Crónicas (GARD). Su principal objeto es la implementación de un sistema integral para la lucha contra las enfermedades respiratorias crónicas. 

La participación de los diversos países del mundo es totalmente voluntaria, junto organizaciones nacionales e internacionales, instituciones de salud, etc. Involucra a 41 instituciones de todo el planeta, entre ellos: Argelia, Argentina, Brasil, Canadá, Cabo Verde, China, República Checa, Egipto, Finlandia, Georgia, Italia, Lituania, Noruega, México, Portugal, Filipinas, Rusia, Siria, Turquía, etc. 

Por otra parte, según las estadísticas de la OMS existen al menos 300 millones de personas que padecen asma y 80 millones sufren EPOC (elmundo.es, 2006). 

Entre los beneficios de pertenecer a esta alianza, la OMS enumera: 

1.- Compartir información y datos de interés para la prevención y tratamiento. 

2.- Reconocimiento mundial 

3.- Acceso a recursos técnicos, financieros, humanos y físicos provistos por los diferentes colaboradores. 

4.- Oportunidades de prestar colaboración en el desarrollo del GARD. 

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí