Atención a personas en situación de dependencia

¿Cómo se llama a las personas que quieren llamar la atención? 

El trastorno histriónico de la personalidad lo padecen aquellas personas que constantemente necesitan atraer la atención de los demás. Los recursos como teatrillos, exageraciones en los relatos, vestimentas llamativas, gestos, etc. son los más usados por quienes lo padecen. 

Este tipo de actitudes no sólo pretenden atraer la atención sino también hacer crecer su autoestima. A veces llega al extremo de que la persona pierde la noción de quién es y cuáles son sus propios gustos. Se trata de personas ególatras y egocéntricas que ocultan inseguridad y autoestima sin consolidar. 

En los grupos sociales, el histriónico busca estar rodeado de gente, pero sólo le importa su persona. También actúa con envidia desenfrenada hacia quienes pueden llegar a opacar su actuación o a quienes perciben que puede llegar a llamar más la atención del grupo. 

Las características de esta patología se pueden resumir en: 

1.- expresión exagerada de emociones. 

2.- sugestionabilidad. 

3.- incomodidad cuando no llama la atención a personas. 

4.- superficial y de expresión constantemente cambiante. 

5.- interacción con conductas seductoras e inapropiadas. 

6.- estilo de diálogo impresionista. 

7.- considera relacione íntimas cuando no lo son. 

8.- hipersensible al rechazo. 

9.- expresiones emocionales falsas. 

10.- caprichoso y actitudes infantiles. 

11.- mentirosa y manipuladora. 

12.- sin empatía. 

Las causas de esta patología psicológica se desconocen. A veces se atribuyen a hechos de la primera infancia o genéticos. Es importante tomar las medidas necesarias a tiempo porque puede producir eventos contraproducentes en la vida afectiva, relaciones sociales y problemas laborales. 

Las consecuencias más comunes de la falta de tratamiento suelen ser depresión, suicidio, adicciones, frustraciones, etc. 

El tratamiento médico más adecuado suele ser la psicoterapia psicodinámica. También se trabaja en forma conjunta con la familia y el entorno del paciente guiándolo para que descubra las actitudes que le son dañinas. El objetivo es colaborar entre todos para la corrección del comportamiento y una paulatina reinserción en su vida social y laboral. 

¿Prestas atención a cómo te presentas y como te perciben las demás personas? 

Las personas preocupadas por su apariencia o cómo lo perciben los restantes miembros de la sociedad no necesariamente padecen de un trastorno histriónico. Todo depende del grado de alteración en la vida normal de la persona. 

En este sentido, todos los seres humanos reúnen en frecuencias razonables algún rasgo de personalidad compatible con diversos trastornos psicológicos y psiquiátricos. Pero no siempre requieren de atención profesional. No está mal ocuparse de dar una buena imagen o apariencia, siempre que sea en una justa medida. Se requiere de ayuda cuando se producen serias alteraciones en la vida diaria, como las descriptas anteriormente. 

¿Qué hace un técnico en atención a personas en situación de dependencia?

Puede ocurrir, como consecuencia de los trastornos histriónicos, que se produzcan casos de depresión u otras alteraciones del comportamiento que requieran del auxilio y la compañía permanente. No en todos los casos la situación de dependencia se origina en este tipo de trastornos de la conducta y la personalidad, existen otras razones por las cuales una persona requiere de ayuda en sus quehaceres diarios. 

Las consecuencias de accidentes cerebrovasculares producen ciertas secuelas permanentes que requieren de la atención permanente. Los técnicos en atención de personas en situación de dependencia son los profesionales ideales. 

Las funciones principales de quienes estudian esta carrera son: 

1.- tareas de higiene y vestimenta de las personas en situación de dependencia. 

2.- mantenimiento y limpieza del domicilio en el que reside el paciente. 

3.- responder en situaciones de urgencias y emergencias de salud utilizando los protocolos necesarios para cada situación. 

4.- traslados, movilización y apoyo para desplazarse de un lugar a otro. 

5.- intervenciones de apoyo psicosocial 

6.- colaboración en el desarrollo de actividades tendientes a lograr la mayor independencia posible. 

7.- acompañamiento y asistencia personal. 

La importancia de la ayuda de estos profesionales y su principal objetivo es colaborar en la reinserción del paciente en la vida normal. Es decir, buscar su mayor independencia posible. 

Existen algunos indicadores que permiten establecer el grado de pérdida de autonomía en las personas: 

1.- necesidad de ayudas para la movilidad. 

2.- posibilidades de cuidado personal. 

3.- desórdenes alimentarios. 

4.- falta de interés y motivación. 

5.- dificultades para realizar las actividades diarias. 

6.- trastornos en el comportamiento: irritabilidad, ansiedad, etc.) 

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí