¿Qué es el área de reanimación?

¿Qué es el área de reanimación?

El área de reanimación de un hospital generalmente se encuentra a cargo de los profesionales especialistas en anestesiología. En este sector no sólo se atienden a aquellos pacientes que han ingresado al quirófano para alguna intervención y están en etapa de recuperación, sino también aquellos que provienen desde la guardia central, urgencias, emergencias, etc.

En este ámbito se desarrolla el trabajo en equipo del personal, como así también se coordinan las acciones y los protocolos para preparar al paciente para los procedimientos a los que será sometido. En general, la ubicación es en una zona próxima al quirófano, para facilitar los traslados de los pacientes.

En este sector el paciente goza de un minucioso control médico en forma constante hasta el momento en que se encuentra en condiciones de ser trasladado a su habitación o recibe el alta para regresar a su domicilio. Los controles básicos a los que es sometido involucran pulso, presión arterial, frecuencia respiratoria y cardíaca, etc.

Objetivos de las salas de reanimación

Las salas de reanimación se plantean como objetivos a alcanzar en su funcionamiento:

– Participación en la recuperación de pacientes que han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas de alto riesgo.

– Aplicación de los procedimientos de enfermería adecuados para la atención de pacientes bajo anestesia.

– Determinar los parámetros que se van a estudiar para tratar cada uno de las complicaciones que pudieren surgir.

– Observación y control permanente de riesgos en cada caso en particular.

– Estudio del dolor y prescripción del tratamiento según los parámetros de cada tipo de intervención.

Tipos de salas de reanimación

En los hospitales, clínicas y sanatorios se pueden encontrar diferentes tipos de salas de reanimación, entre las que se pueden mencionar:

1.- Recuperación post anestésica:

Esta sala de reanimación es también llamada sala del despertar ya que su finalidad es que el paciente logre recuperar la conciencia luego de los efectos de la anestesia, alcanzar la estabilidad de sus signos vitales, evaluar la existencia de algún tipo de complicación, aliviar dolores, etc.

2.- Cuidados críticos post quirúrgicos:

Esta sala de reanimación corresponde al caso de pacientes que han sido sometidos a procedimientos quirúrgicos. En este caso la tarea consiste en el tratamiento y recuperación de las funciones alteradas como consecuencia de la anestesia y los procedimientos realizados, efectuando todo tipo de cuidados intensivos que resulten necesarios

Elementos que integran la sala de reanimación

Las salas de reanimación de los hospitales, clínicas y sanatorios deben disponer de algunos elementos básicos para funcionar correctamente, actuando en tiempo y forma en el cuidado de los pacientes. Entre dichos elementos se pueden mencionar:

– Carro de paro con defibrilador

– Materiales para la intubación.

– Fibrobroncoscopio

– Electrocardiógrafo

– Respiradores de traslado

– Monitores de traslado, de vigileo y modulares

– Capnografo

– Bombas infusoras

– Aspiradores

– Gasómetros

– Electro estimuladores para bloqueos

– Camas rodantes, articuladas, con cabezales rebatibles, barandas laterales, etc.

– Lavabos, y mesas para disponer de los materiales.

– Medios de comunicación con el resto de las áreas del hospital, clínica o sanatorio.

– Repisas y armarios en los que se resguarden correctamente los materiales descartables, drogas y demás elementos de trabajo.

Aspectos importantes a considerar para el armado de las salas de reanimación

El rol de las salas de reanimación es de suma importancia, por ello en su diseño se deben tener en cuenta algunos parámetros:

1- Ubicación:

El lugar en el que se implantarán las salas de reanimación es estratégico, ya que se debe considerar la velocidad de traslado de los pacientes, a los quirófanos, a las salas de cuidados intensivos, a las habitaciones, etc.

2- Tamaño:

Las dimensiones deben ser lo suficientemente cómodas para permitir el desplazamiento de los profesionales médicos y de enfermería que deberán

trabajar en el lugar, como así también para el movimiento de las camillas, cajas de paro, carros de curaciones, y demás elementos con los que se debe asistir a los pacientes.

3- Iluminación:

La luz natural y artificial no deben faltar. Se debe valorar la presencia de grandes ventanales con cortinas que permitan el adecuado paso de la claridad. Es deseable que se disponga de grupos electrógenos para evitar la interrupción de las tareas ante los cortes de energía eléctrica.

4- Climatización:

La correcta ventilación del lugar, el uso de equipos de aire acondicionado, las condiciones de temperatura y humedad estables, son algunas de las cuestiones a tener en cuenta. Su importancia radica en la prevención de episodios de hipotermia, sudoración, etc.

5- Espacios de aislamiento:

Se deben preveer la existencia de sectores en los que se pueda realizar el aislamiento de aquellos pacientes que presentan algunos tipos de sepsis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí