Actividad física: ¿en qué contribuye a la vida sana?

Actividad física: ¿en qué contribuye a la vida sana?

¿Qué se entiende por actividad física?

Cuando se habla de actividad física se hace referencia a todo tipo de movimientos corporales en los que el sistema muscular y osteoarticular trabajan necesitando mayores cantidades de energía que en los momentos que permanecen en reposo. En este sentido, se considera “actividad física” el trabajo en el campo, caminatas, natación, bailes, práctica de tai chi chuan, etc.

Este concepto se distingue del significado del término “ejercicio”, porque este último implica un plan de trabajo. Por ejemplo, la realización de ejercicios aeróbicos o la práctica de algún deporte son movimientos coordinados, que se suceden durante un periodo de tiempo específico y ejecutados de manera precisa para lograr el resultado deseado. Por ejemplo, para jugar al tenis, existe una técnica para tomar la raqueta, realizar el back swing con el que se golpeará la pelota, distintas posiciones en que deben ponerse los pies en el momento del saque o de dar ciertos efectos en el golpe.

Los beneficios de la actividad física en el organismo son indudables. No sólo se trabaja en los músculos de piernas y brazos, sino que también contribuye al buen funcionamiento del corazón y el sistema respiratorio. Pero, al igual que la alimentación sana debe acompañarse de hábitos como la mantención del peso, evitar el consumo de alcohol, nicotina y drogas, prácticas de un buen descanso, etc.

El desarrollo de actividad física generalmente está contenido en un plan de ejercicios que se van incorporando progresiva y cuidadosamente al estilo de vida. Como todo cambio, debe ser paulatino y controlado por los profesionales de la salud. Diariamente se debe llevar un registro de los logros y control periódico de los signos vitales, y demás parámetros que inciden en el buen desempeño del organismo ante las exigencias.

¿Cuáles son los principales tipos de actividad física?

La actividad física se puede clasificar en cuatro grupos según cuál es el área del cuerpo en la que se quiere trabajar:

1.- Ejercicios aeróbicos:

Esta actividad física es la que se orienta al trabajo de las grandes masas musculares, es decir, miembros superiores e inferiores. La práctica de bicicleta, caminatas, natación, saltos en forma de tijera, cavar en una huerta, patinar, tenis, football, hockey, son típicas actividades de resistencia que provocan una mayor actividad en el ritmo de latidos del corazón y aumentan la actividad pulmonar.

En este caso, existe diferente moderación en la intensidad del ejercicio, siendo la intensa la más conveniente para el corazón. Es conveniente que aquellos que no cuentan con estado físico comiencen con ejercicios suaves a moderados y progresivamente avanzar en la exigencia. En todos los casos hacen que aumente la frecuencia cardíaca y respiratoria.

2.- Fortalecimiento muscular:

Las actividades físicas tienen por objeto trabajar en la fuerza, potencia y resistencia. Ejemplos de ellas son: abdominales, levantamiento de pesas, subir escaleras, flexiones de brazos, etc.

3.- Fortalecimiento del sistema osteoarticular:

En este caso el trabajo se concentra en los miembros superiores e inferiores; siendo las típicas actividades: correr, caminatas, levantar pesas, saltos de soga.

4.- Estiramiento:

Las actividades físicas que proporcionan mayor flexibilidad al sistema motor son: tocar con las manos las puntas de los dedos del pie, laterales, determinadas prácticas del yoga.

Ventajas de la incorporación de rutinas de ejercicios.

La actividad física realizada con el adecuado control proporciona ciertos beneficios para llevar un estilo de vida saludable, entre los que se pueden mencionar:

– Conserva el peso saludable,

– Evita el riesgo de depresión y otras enfermedades mentales.

– Previene la reducción de las funciones cognitivas,

– Brinda agilidad para las tareas cotidianas,

– Previene el cáncer, la diabetes y enfermedades cardíacas,

– Fortalece el corazón,

– Reduce los valores de la presión arterial,

– Incrementa los valores de colesterol HDL,

– Controla los niveles de glucosa e insulina en sangre,

– Reduce la ansiedad.

Problemas que puede traer la actividad física

Si se justiprecia la relación entre bondades y falencias de la realización de actividad física, se puede concluir que son mayores los aspectos positivos. Son muy extrañas las ocasiones en que se producen inconvenientes a nivel de sistema cardiovascular provocados por la realización de ejercicios. Entre ellos se pueden citar como ejemplo: arritmia, muerte súbita, paro cardiorespiratorio. Normalmente, se presentan en pacientes con enfermedades preexistentes.

La población que puede registrar este tipo de problemas se ubica en franjas etarias que corresponden a la adolescencia o adultos jóvenes que tienen algún tipo de patología congénita, por ejemplo: miocardiopatíahipertrófica, miocarditis, defectos congénitos. En consecuencia, estos casos deben realizar actividad física según prescripción del médico de cabecera.

Por otra parte, los grupos etarios de edad avanzada pueden presentar riesgos ante la realización de determinados ejercicios como consecuencia de preexistencia de enfermedades coronarias, diabetes, hipertensión. En estos casos también se sugiere estricta vigilancia médica para la práctica de determinados deportes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí