Consejos para una comida saludable

Consejos para una comida saludable

¿Qué es una comida saludable?

Los hábitos de una comida saludable transcienden las meras prácticas del buen comer. Es decir, no se limitan a los platos que integran la dieta de un ser humano, sino que también involucran el estilo de vida. Los usos y costumbres de una persona tienen una incidencia directa en los hábitos alimentarios que conducen a gozar de buena salud.

En la selección de la dieta diaria se debe conocer cuáles son los alimentos que contribuyen a sostener una buena salud y aquellos que producen eventos dañinos. Esto permitirá conservar el equilibrio de los nutrientes que se incorporan al organismo.

En síntesis, para llevar un estilo de vida saludable no sólo basta conocer las buenas prácticas alimentarias, sino también debe ser acompañado por una disciplina diaria de buen hábito para la prevención de enfermedades y mantener el cuerpo sano.

Son muchos los factores que inciden en el estilo de vida saludable. A veces es más sencillo dejar de lado el exceso de reglas, horarios, pesos y cantidades. Existen métodos más relajados con los que se pueden alcanzar los mismos resultados.

Tips para una comida saludable

He aquí algunos consejos para poder sostener en el tiempo un estilo de vida sano:

1.- Ingesta suficiente de frutas y verduras: son importantes dado su elevado contenido de vitaminas y minerales para el organismo.

2.- Preparar una dieta variada y equilibrada: los diferentes componentes que integran la dieta deben agregarse en las cantidades que efectivamente necesite el organismo. Un ejemplo es la dieta mediterránea.

3.- Integrar el menú diario con cinco comidas: esto significa que se deben distribuir los aportes nutricionales en cinco instancias diarias, previniendo posibilidades de excesos en las distancias de tiempo entre comidas.

4.- Pequeñas cantidades de ingesta: resulta conveniente que los bocados que se tomen sean pequeños y se tome el tiempo prudente y necesario para masticar los alimentos.

5.- Respetar los horarios de las comidas: es una manera de controlarse a si mismo, eliminando las posibilidades de caer en el engaño del picoteo.

Ejemplos de preparaciones saludables

Comer sano no es difícil y no insume mayor tiempo la preparación de platos atractivos que aporten la cantidad de nutrientes equilibrada. Siempre habrá que considerar que las comidas saludables también pueden ganar en sabor. Algunos ejemplos de preparaciones que se pueden deleitar y conservar el equilibrio en la dieta son los siguientes:

1.- Espinacas a la crema:

Permite la incorporación de fibras, hierro, vitaminas y reducir la ingesta de carbohidratos.

2.- Tartas de salmón:

Aporta alto contenido de Omega 3 para la prevención de los altos valores de colesteroles y la aparición de enfermedades cardíacas. También mejora el funcionamiento del cerebro.

3.- Pollo al curry:

En este caso es muy importante el aporte de proteínas, al igual que cualquier otra carne blanca. Reduce el consumo de grasas saturadas y contiene nutrientes como el fósforo, ácido fólico, niacina, etc.

4.- Crema de judías verdes y setas:

Se trata de un plato que aporta fibras, vitaminas A, B, C, K, magnesio, fósforo, potasio y calcio y hierro. Estos nutrientes favorecen el funcionamiento del sistema nervioso central y periférico.

5.- Fideuá:

Este plato es valioso por su aporte de grasas, proteínas y carbohidratos; como así también, aporta bajo contenido calórico.

6.- Pimientos con quinoa:

Esta preparación es rica en vitaminas C, B6, B9, E, magnesio, calcio, potasio y sílice. Esta combinación contribuye a la salud de la epidermis.

7.- Huevos revueltos:

Un plato muy sencillo y rico en ácido fólico, vitamina B12, calcio, hierro, cobre, zinc, sodio, riboflavina, niacina y proteínas.

8.- Calamares a la plancha:

Es un plato rápido y sencillo de preparar que contiene potasio, magnesio, zinc, fósforo, hierro y manganeso; como así también menores cantidades de vitamina A, B3 y B12.

9.- Sandwich de pavo y berenjenas:

Se puede preparar con bifes de pavo a la plancha, incluyendo berenjenas en escabeche, aportando una importante cantidad de proteínas, eliminando las grasas, e incorporando fibras, fósforo, calcio, hierro, fosfatos, vitamina C, potasio, magnesio, y bajo contenido calórico.

10.- Ensalada de brócoli, tomates y atún.

El atún aporta su alto contenido de Omega 3, vitaminas A y D, fósforo, magnesio y yodo. Mientras que los tomates son verduras ricas en vitamina K, A, y C, hierro y potasio. Por su parte el brócoli contribuye a la ingesta de vitaminas C, B1, B2, B3 y B6, provitamina A, calcio, potasio, selenio, fósforo, etc.

En síntesis, se puede observar que existen exquisitos platillos que permiten comer sano y rico. En todos los casos es importante tener en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en cuanto a la reducción de la ingesta de sal, la

incorporación de buenas proporciones de líquidos, la eliminación de las grasas y aceites saturados, el exceso en el consumo de azúcares, la eliminación de las bebidas carbonatadas y su sustitución por jugos de fruta naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí