Condiciones de trabajo y salud: Factores de riesgo psicosociales

Importancia psicosocial de la salud ocupacional 

La psicología de la salud ocupacional es el campo de estudio que tiene por finalidad el análisis de las mejores condiciones de vida en el ámbito del trabajo, la protección y promoción de la seguridad, salud y bienestar de los dependientes. 

El ser humano considerado en forma integral, es decir, dentro y fuera de la faz laboral, esta expuesto a situaciones que lo afectan emocionalmente. La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha evolucionado en su concepto de vida saludable, incluyendo no sólo cuestiones fisiológicas como la alimentación o la exposición a agentes nocivos, sino también cuestiones psicosociales. En consecuencia, este sentido más amplio de la salud humana destaca la importancia de evaluar las condiciones psicológicas en las que se desarrolla el hombre en su lugar de trabajo, considerando su impacto en la comunidad en general. 

Factores de riesgo psicosociales 

El concepto de salud esbozado por la OMS, en su sentido más amplio, proporciona un rol de importancia a las cuestiones psicológicas y sociales que afectan a los trabajadores. Es por ello que resulta necesario conocer cuáles de estos aspectos tienen un impacto importante en la salud mental del trabajador. 

En tal sentido, la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo ha enumerado los riesgos a los que los trabajadores se encuentran expuestos desde el punto de vista psicológico y social:  

  1. Cambios en las modalidades de contratación: 

El impacto de la mayor rotación en los puestos de trabajo como consecuencia de la precariedad contractual, causa sensaciones continuas de angustia ante la perdida de la fuente de trabajo, modificando las expectativas del trabajador cuando ingresa a un nuevo empleo. Las sensaciones de inseguridad, inestabilidad e incertidumbre de su futuro económico, impactan negativamente en la salud psicológica trayendo aparejadas sensaciones de angustia, temor, aflicciones, etc. 

  1. Envejecimiento: 

La inseguridad e incertidumbres se acentúan en trabajadores de edad avanzada que ven el ocaso de su vida laboral acercarse, además de enfrentar casos de exclusión del mercado del trabajo, la imposibilidad o dificultades para adaptarse a las nuevas tecnologías y formas de hacer las cosas, son algunas de las preocupaciones que los asedian provocando situaciones de estrés, angustia, desilusión, etc. 

  1. Aumento de la intensidad: 

El cambio en la carga física del trabajo a desarrollar, ya sea mental o la manipulación de pesos presionan a la aparición de enfermedades físicas asociadas al estrés ocupacional, por ejemplo, trastornos en la columna cervical, gastroenteritis nerviosa, síndrome del túnel del carpo, trastornos visuales, etc. 

  1. Mayor demanda emocional:  

La mayor competencia del sector de servicios lleva a una conducta de presión constante, situaciones de violencia y acoso en el trabajo, irritabilidad, ansiedad, etc. Todo ello impacta negativamente en la salud del trabajador reduciendo su productividad, la satisfacción y motivación. 

  1. Inestabilidad entre la vida privada y la laboral: 

La intromisión del trabajo en la vida privada ha ido ganando espacios en forma drástica. Los espacios de ocio y familiares se ven cada vez más amenazados, en especial en los mandos medios y superiores. Cada vez se requiere un mayor compromiso horario con el trabajo, a través de las nuevas tecnologías se facilita el trabajo las 24 hs., los 365 días del año, invadiendo poco a poco el espacio privado. Se han modificado las jornadas laborales, los métodos de trabajo, el rol de la mujer en el mercado laboral y en el hogar, son algunas de las cuestiones que han modificado e impactado en la salud emocional de los trabajadores y sus familias. 

Medidas para mejorar la salud laboral desde el aspecto psicosocial 

En contraste con los factores que inciden negativamente en la salud de los trabajadores, se pueden enumerar una serie de sugerencias que inciden positivamente la salud emocional, entre los que se destacan: 

  1. Participación en las decisiones: 

Un estilo de liderazgo participativo contribuye a que los dependientes sientan que su opinión es importante y válida, que tienen algo trascendental que aportar para mejorar su trabajo, que contribuyen al logro de los objetivos de la organización. 

  1. Formación de comités de salud: 

La participación de los trabajadores en comités que promuevan las mejoras en las condiciones laborales, la reducción de los factores de riesgo físicos y psicológicos contribuyen a un mejor desempeño, la toma de conciencia de la importancia de la vida saludable del ser humano, la mayor capacitación, se traducen en un balance emocional positivo para la empresa y la sociedad. 

  1. Mejora en la comunicación: 

El trabajo en equipo y la mejora en los canales de comunicación se traducen en una cultura organizacional participativa, que se involucra en lo que le sucede al otro buscando soluciones conjuntas. Todos estos aspectos contribuyen a una mayor seguridad, confiabilidad, tranquilidad y compromiso de los dependientes, reduciendo las situaciones de estrés y trauma psicológico. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí