Consejos para actuar en caso de atragantamiento

Consejos para actuar en caso de atragantamiento

¿Por qué se produce el atragantamiento?

El atragantamiento generalmente se produce por la obstrucción de las vías aéreas como consecuencia de la ingesta de algún alimento o la presencia de un cuerpo extraño, de modo tal que no permite que el sujeto respire con normalidad. Ante dichas situaciones lo más común es tratar de liberar el área obstruida mediante el uso de diversas técnicas o maniobras.

Las consecuencias de estos inconvenientes van desde un mero susto hasta la muerte por asfixia. En consecuencia, es de vital importancia conocer las maniobras de primeros auxilios que se deben ejecutar para liberar las vías respiratorias en tiempo y forma.

La importancia de conocer los primeros auxilios para actuar en casos de atragantamiento radica en que es una de las causas de muerte común en todas las edades. También es importante tomar las precauciones necesarias para evitar los episodios de atragantamiento en el hogar o en la escuela. En este sentido, es necesario crear conciencia de los peligros y las consecuencias del mal uso de determinados materiales, la incorrecta manipulación de los objetos, la creación de situaciones que pueden derivar en un accidente, la inobservancia de los cuidados básicos en el caso de niños pequeños, o la ingesta de ciertos agentes que pueden contribuir a los episodios de ahogamiento.

¿Cuáles son los tipos de atragantamiento más comunes?

La obstrucción de las vías respiratorias como consecuencia del atragantamiento puede ser total o parcial. Por ello, es necesario poder determinar en qué situación se encuentra el paciente para poder aplicar las medidas de primeros auxilios correspondientes a cada caso:

1.- parcial:

En este caso las vías respiratorias no se encuentran absolutamente obstruidas, sino que la persona puede encontrarse consciente. En consecuencia, el paciente se manifestará con episodios de tos, imposibilidad de hablar y ruidos al intentar respirar, pudiendo colocar sus manos en la zona el cuello como signos de asfixia.

2.- total:

Se distingue de la anterior porque el paciente se ve impedido de emitir sonidos como consecuencia de la absoluta obstrucción de las entradas y salidas de aire. La situación se caracterizará por la imposibilidad de respirar, palidez de la piel con color azulado e incluso la pérdida de la conciencia. Dependiendo del cuadro clínico, puede inclusive ocasionar la muerte.

Medidas de prevención de atragantamiento

Dadas las circunstancias y la peligrosidad ante la ocurrencia de episodios de atragantamiento es necesario conocer cuáles son las medidas de prevención:

1.- evitar el consumo de bebidas alcohólicas, estupefacientes o cualquier otra sustancia que pueda reducir el buen uso de los sentidos.

2.- masticar muy bien los alimentos e ingerir trozos pequeños para evitar obstrucciones.

3.- evitar que los niños pequeños ingieran palomitas de maíz, caramelos duros, uvas, nueces, etc. En menores de cuatro años es necesario una vigilancia de adultos durante las comidas.

4.- No dejar al alcance de los niños baterías, botones, canicas, monedas, pelotas pequeñas, objetos pequeños que puedan llevar a la boca, juguetes con partes muy pequeñas, etc.

5.- No dejar al alcance de los niños globos, bolsas de plástico, cintas, hebillas, bandas elásticas, tapas de marcadores o lapiceras, imanes, alimentos para canes, etc.

6.- Evitar que niños pequeños accedan a alimentos como zanahorias, hot dogs, maní, chicles, trozos de manteca de maní, uvas enteras, semillas de cualquier tipo, trozos de carne o queso.

7.- Permanecer sentado durante las comidas.

8.- No acostarse, ni saltar, caminar, jugar o correr mientras se está comiendo.

9.- Evitar episodios de risas cuando se come.

10.- Evitar hablar cuando se está comiendo.

Maniobras comunes en caso de atragantamiento:

Dadas las estadísticas de ocurrencia de episodios de atragantamiento, es necesario conocer las maniobras de primeros auxilios que pueden contribuir a salvar vidas si se aplican en el momento indicado. En todos los casos es conveniente dar aviso a los servicios de emergencia como instancia previa al inicio de las maniobras.

La decisión de aplicar una u otra metodología dependerá del caso particular del paciente. Por ejemplo, si se encuentra consciente será más apropiado incentivar a la víctima para que aumente los episodios de tos, así expulsará el objeto que se encuentre obstruyendo las vías respiratorias. Otra alternativa es la maniobra de Heimlich mediante la cual se busca liberar los conductos aéreos ejerciendo presión en el abdomen por encima del ombligo. En este caso se aplican cinco compresiones alternadas con cinco golpes en la espalda, según los consejos de la Mayo Clinic.

Por otra parte, cuando la gravedad del cuadro lo amerite quizás sea necesario practicar reanimación cardio pulmonar (RCP). Todo dependerá del estado de conciencia que tenga la víctima y de la capacitación de la persona que lo esté asistiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí