Big data en el entorno de salud

* ¿Qué es el Big Data?

El Big Data es una manera de referirse a los grandes volúmenes de datos, ya sea que se encuentren o no estructurados. Éstos resultan de singular relevancia para las transacciones de negocios diariamente. En este contexto, se destaca la función y la utilidad que tales datos tienen para la empresa. Esto es así independientemente de la magnitud que asuma la cantidad total de ellos.

A partir del procesamiento y análisis los datos proveen a los usuarios finales información que resulta de relevancia para la toma de decisiones y el control de la gestión. Todas las áreas organizacionales, cualquiera sea el tipo de actividad que se realice, resultan beneficiadas.

El Big Data no sólo atañe a la cantidad, sino también la complejidad de los vínculos que se establecen entre los datos. La velocidad de circulación, la tasa de incremento, etc., son indicadores de relevancia. Por otra parte, resulta difícil su captura, procesamiento, gestión, y análisis.

Las tecnologías de la información proveen herramientas necesarias para poder realizar todas esas tareas de manera más sencilla, considerando que en la actualidad el tamaño de una base de datos puede oscilar entre los 50 Tb y varios Pentabytes.

* Objetivos estratégicos de las entidades de salud y Big Data

La mayor parte de la información que se procesa se caracteriza por encontrarse no estructurada dificultando su manejo. Algunos ejemplos de las fuentes son los blogs, identificación de señales de radiofrecuencia, teléfonos móviles, maquinarias, vehículos, GPS, registros de call center, etc.

En las empresas del sector salud, se producen un cúmulo de datos que en su 90% son dejados de lado. Sin embargo, constituyen un capital que puede contribuir al cumplimiento de los objetivos estratégicos.

En cualquier entidad sanitaria, se trabaja arduamente para lograr:

  • Correcto registro de todas las operaciones y transacciones diarias.
  • Alcanzar la mejor calidad en la atención de los pacientes.
  • Reducir los costos de funcionamiento.

El Big Data se acerca como una alternativa de solución. Aunque, según estudios efectuados en la Universidad de Duke (Estados Unidos), su aplicación es diferente. Las razones que fundamentan esta postura se concentran en tres posibles causas. La primera de ellas está vinculada a las normas regulatorias de cada estado. La segunda, se refiere al resguardo de datos personales privados de los pacientes. Mientras que la última se ciñe a las políticas de seguridad institucionales. En consecuencia, el impulso y desarrollo del sector debe ser acompañado por las políticas de salud de cada país.

* Big Data y salud: sus ventajas

En el entorno de las organizaciones que pertenecen al sector de la salud también ha tenido un impacto importante la gestión de grandes volúmenes de datos. El campo de la medicina y las ciencias han incorporado a sus metodologías de trabajo las herramientas TIC, procesando sus actividades en tiempo real, compartiendo información en todos los sectores de la organización independientemente de la especialidad que desarrollan.

Los datos que se generan en el ámbito de la salud se caracterizan por su estructuración y estaticidad, por lo que resulta aún más sencillo su resguardo y manipulación, ya que son repetitivos y estandarizados. Dentro de la clasificación de datos no estructurados se encuentran aquellos que reciben modificaciones por parte de los profesionales intervinientes, por ejemplo, evolución en las historias clínicas, estudios de radiología, etc.

Por otra parte, algunas ventajas del uso de Big Data en salud son:

  • Mejoras en la calidad de las prestaciones.
  • Eficiencia en los modelos de atención de grupos de mayor vulnerabilidad.
  • Minimiza riesgos de fraudes, robos y demás delitos.
  • Mejoran el clima organizacional.
  • Fomenta el empowerment en todos los niveles organizacionales.
  • Promueve el trabajo colaborativo.
  • Mejora la velocidad de circulación de la información en sentido horizontal y vertical.
  • Facilita el avance en la Investigación y Desarrollo de nuevas drogas y tratamientos.
  • Facilita el uso y medición de los indicadores de la gestión.
  • Fomenta la medicina personalizada, preventiva, predictiva, participativa (4P).
  • Reduce los costos operativos.
  • Migra la estructura organizacional haciéndola más horizontal, integrando a todas las áreas.

* ¿En qué aplicamos Big Data en salud?

Las aplicaciones de las herramientas del Big Data extienden sus beneficios más allá de las fronteras de la industria y el desarrollo de software para contribuir a la eficiencia y a la eficacia en el ámbito médico y de la investigación científica.

Algunos ejemplos de aplicación en el ámbito de la salud son:

  • Precisión en los diagnósticos, ya que se permite realizar comparaciones de gran cantidad de datos, estandarizar la lectura de los antecedentes del paciente en cuanto a sus síntomas previos, evolución y realidad al momento de la consulta.
  • Desarrollo de predicciones en el marco del análisis del volumen de datos histórico, posibilitando anticiparse a las enfermedades, por ejemplo, la evolución de tumores cancerígenos.
  • Dentro de las áreas de la epidemiología permite prever las posibilidades de ocurrencia de pandemias y epidemias.
  • Gestión de clínicas, sanatorios, hospitales y centros de atención de la salud en todos sus niveles. Agiliza sus procesos y contribuye a la eficiencia en el manejo y circulación de la información en todos sus niveles.
  • Investigaciones asociadas al COVID – 19, en el desarrollo de vacunas y la posible cura de la enfermedad.
  • Aplicaciones en la biomedicina, contribuyendo a la codificación y estudio de los materiales genéticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí