Todo lo que tienes que saber de alimentación y nutrición

Importancia del equilibrio en la dieta

La necesidad de disponer de una guía de alimentación y nutrición radica en la importancia de conservar el equilibrio en la dieta diaria. Es por ello que es conveniente conocer con precisión el valor nutricional de los alimentos que se ingieren a fin de realizar una mejor selección de los mismos. Para ello se debe aprender a analizar las etiquetas y descartar aquellos que resulten perjudiciales para la salud.

En este sentido, otro aspecto relevante es conocer los significados de los términos alimentación y nutrición, los cuales muchas veces se confunden. En el primer caso, se trata de un proceso, que se realiza de modo voluntario, por el cual se obtienen los alimentos, cuyo contenido de nutrientes se incorpora al organismo. Para ello se debe efectuar una selección de los mismos, la cual estará determinada por las características culturales, demográficas, económicas, cuestiones psicosociales, etc.

Por su parte, la nutrición consiste también en una serie de procedimientos que realiza el organismo en forma inconsciente e involuntaria, como consecuencia de la ingesta de alimentos. Este proceso consiste en la transformación, incorporación y uso de dichos elementos para el funcionamiento de los órganos del cuerpo. La obtención de la energía se realiza a través de los procedimientos celulares, la activación de las bombas de sodio – potasio, la síntesis que se realiza en las mitocondrias, etc.

¿Cuáles son las funciones de los nutrientes?

En el proceso de alimentación se incorporan sustancias nutrientes cuyas principales funciones generales son:

1) Provisión de energía:

Se realiza a través de los procesos intracelulares, sintetizando las moléculas de almidón que luego circularán por el torrente sanguíneo transformadas en hidratos de carbono para llegar a todos los órganos del cuerpo y/o almacenarse en los músculos. Su importancia radica precisamente en que son las facilitadoras de todas las funciones que cumplen los órganos del cuerpo, permitiendo caminar, correr, pensar, etc.

2) Reparación:

Las funciones plásticas o de reparación la cumplen elementos que contribuyen a la formación del sistema osteo articular, por ejemplo, el calcio y el colágeno. Por otra parte, existen otros elementos que facilitan la reproducción celular permitiendo el crecimiento y desarrollo del cuerpo humano. Por otra parte, las células se renuevan continuamente, muriendo y volviendo a generarse, por ejemplo, el caso del epitelio, los glóbulos rojos, etc.

3) Regulación:

Las tareas de control de reacciones químicas que se suscitan en zonas intracelulares, son realizadas gracias a la incorporación de los nutrientes necesarios a la dieta.

Por otra parte, cada tipo de nutriente tiene una función específica, entre las que se pueden mencionar:

1) Hidratos de carbono:

Son los elementos que aportan la energía a las células y son procesados dentro de ellas en las mitocondrias y luego trasladados en la sangre hasta los músculos o los demás órganos.

2) Lípidos:

Al igual que las azúcares desarrollan una función de aporte energético, constituyendo una reserva que mantiene el organismo para su uso posterior a los glúcidos.

3) Proteínas:

Son polímeros de aminoácidos que tienen funciones reparadoras en el organismo. Se ocupan de la regeneración de las células, así como también contribuyen al correcto funcionamiento.

4) Sales minerales:

Sus funciones también son reparadoras, reguladoras y plásticas.

5) Agua:

Sus funciones son múltiples en la hidratación de los órganos del cuerpo, la elasticidad de la piel, la síntesis de sustancias y la intervención en diversos procesos.

Tipos de alimentos

La correcta incorporación de los nutrientes al organismo depende del tipo de alimentos que se ingieren. Es por ello que resulta necesario conocer cuáles son, qué aporta cada uno, cuáles es necesario evitar o incorporar en mayores o menores cantidades.

Los principales tipos de alimentos son:

1) Simples: son aquellos que sólo permiten la incorporación de un único nutriente.

2) Compuestos: son aquellos que están integrados por diversos tipos de nutrientes.

Asimismo, los alimentos se pueden clasificar en diversos grupos, según cuáles son los nutrientes que aportan al organismo:

1) Lácteos y sus derivados:

Se caracterizan por su contribución a la reparación y plástica celular puesto que en ellos los que predomina son las proteínas.

2) Pescados y huevo:

Al igual que el anterior su riqueza protéica los dota de beneficios para la reparación y plasticidad.

3) Legumbres, frutos secos, patatas:

Se caracterizan por el aporte de altas cantidades de energía, además de sus beneficios en la regulación y plasticidad. Disponen de una elevada concentración de glúcidos, proteínas, vitaminas y minerales.

4) Hortalizas:

Este grupo se caracteriza por los beneficios reguladores, aportando altas concentraciones de minerales y vitaminas.

5) Frutas:

Al igual que las anteriores se caracterizan por su contribución a las funciones reguladoras, aportando importantes cantidades de vitaminas, minerales y agua.

6) Cereales:

En este caso se destacan sus beneficios en el aporte de energía debido a la elevada concentración de glúcidos.

7) Mantecas y aceite:

Al igual que el grupo anterior se caracterizan por su importante aporte a la energía necesaria para realizar los procesos vitales. En este apartado se encuentran los lípidos.

1 comentario en “Todo lo que tienes que saber de alimentación y nutrición”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí