Consejos para la alimentación en casos de diálisis

¿Qué es el tratamiento de diálisis?

El deterioro del sistema urinario, en especial los riñones, causa la necesidad de sustituir sus funciones de forma artificial. En consecuencia, los casos de diálisis son aquellos en los que se hace necesario la filtración de la sangre. Dicha función es la que se atribuye exclusivamente a los riñones. “Limpiar” el torrente sanguíneo implica que se eliminen los excedentes de agua, sodio, potasio, etc.

Por consiguiente, la diálisis es un procedimiento que se realiza a pacientes que padecen insuficiencia renal aguda y crónica. Es decir, casos terminales, no compatibles con la vida.

Objetivos de la dieta para casos de diálisis

Los casos de diálisis requieren incorporar a su organismo nutrientes especiales para compensar las deficiencias de su estado. En este sentido el rol de la dieta diaria resulta crucial en su recuperación y bienestar. Una alimentación equilibrada debe garantizar el cumplimiento de las siguientes pautas:

1.- incorporar cantidades necesarias de alimentos que aporten energía

Los alimentos que contribuyan a mejorar el aporte energético son esenciales para mejorar el bienestar del paciente.

2.- ingesta proporcionada de comidas que aporten proteínas

Para poder diseñar la dieta diaria se deben contemplar las características particulares del paciente. En este sentido, se debe tener en cuenta que, en los casos de diálisis, se eliminan importantes cantidades de proteínas. Es por esto que se debe incrementar el consumo de alimentos que la aporten. Por ello, deben incorporarse carnes, claras de huevo, etc. Una medida importante es el valor de las concentraciones de urea. A partir de este valor se puede controlar al paciente.

3.- diseñar los planes alimentarios evitando los excedentes de fósforo

Éste se encuentra presente en los lácteos, huevo, carnes de cualquier origen, etc.

4.- racionalizar el consumo de agua y sales, observando las cantidades de sodio y fósforo

En este punto es importante considerar cuál es la producción de orina del paciente. En caso de que se observe retención de líquidos debe limitarse bastante la ingesta de agua. Esto es necesario para la prevención de la formación de edemas, problemas cardíacos, etc. Las limitaciones de alimentos comprenden: sopas, tomates, uvas, melón, lechuga, etc.

5.- garantizar cantidades necesarias de minerales y aportes de vitaminas

La alimentación sana y equilibrada resulta de singular importancia en los casos de diálisis. El equilibrio de nutrientes previene el desarrollo de patologías secundarias y mejora la calidad de vida.

6.- evitar excesos de sodio

En general, la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda el consumo mínimo de sodio. Esta sugerencia se acentúa en el caso de los casos de diálisis. Esto es así para evitar procesos de edemas, trastornos cardíacos, entre otros.

7.- sazonar las comidas con combinados de limón, vinagre, laurel, mostaza, romero, pimienta, etc.

El uso de especias y otros condimentos permiten brindar un buen sabor a las comidas, protegiendo la salud.

8.- minimizar el potasio

Esto se logra mediante la doble cocción de los alimentos. También se los puede remojar durante un día.

9.- Reducir el consumo de grasas

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda la eliminación de las grasas. Éstas producen incrementos en las colesterinemias, arterioesclerosis y agudiza la insuficiencia renal.

10.- Uso de aceite de oliva virgen en la preparación de las comidas

La incorporación de aceite de oliva permite reducir el consumo de grasas dañinas para la salud. De esta manera, se reducen los niveles de colesterol. Ello permite proteger las arterias y prevenir enfermedades cardíacas.

11.- Equilibrio calórico

La cantidad de calorías que se incorporan a la dieta deben ser proporcionales a los requerimientos diarios del paciente. Esto contribuye a reducir excesos de peso. Algunas de las comidas que permiten alcanzar este objetivo son las frutas, verduras, pan, etc.

12.- Prudencia

Existen algunos grupos alimentarios que deben incorporarse con prudencia a la dieta en los casos de diálisis. Por ejemplo, los cereales. En este caso se debe tener cuidado con aquellos que son integrales puesto que contribuyen a las proporciones de fósforo y potasio. Las verduras y frutas deben limitarse cuando contienen potasio. Por su parte, los dulces deben evitarse aquellos compuestos por cacao, los frutos secos, etc.

En todos los casos, no debe faltar la supervisión médica estricta. Los casos de diálisis son patologías especiales de alto riesgo para la vida humana. Es por ello que el apoyo de los profesionales de la salud de todas las especialidades correlacionadas es de importancia. En general, la atención de este tipo de pacientes requiere de un equipo interdisciplinario de profesionales de la salud. Cada uno de ellos efectúa un aporte importante para la mejoría en la calidad de vida del paciente.

Otra de las cuestiones que se busca evitar, es el desarrollo de patologías secundarias. Esto es aquellas enfermedades que ocurren provocadas por los desequilibrios propios de los procesos de diálisis.

1 comentario en “Consejos para la alimentación en casos de diálisis”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí