La Meditación como alternativa para hallar el equilibrio personal

La meditación surge como una alternativa complementaria para hallar equilibrio personal y aliviar el dolor, el estrés y las preocupaciones del día a día.

¿Qué es la meditación?

La meditación es una práctica que data de muchos años de antigüedad. Su principal propósito era el ayudar a profundizar la conexión con lo sagrado y el misticismo. Sin embargo, hoy por hoy, la meditación se practica para relajarse y reducir el estrés.

Además, es considerada como un tipo de medicina complementaria que puede aportar a la mente y al cuerpo. La meditación puede llevar a un estado de relajación profunda y sensación de mente tranquila.En el transcurso de la meditación, se obtiene mayor concentración y se eliminan los pensamientos que saturan la mente, lo que conlleva al estrés. Por este motivo, se le suele relacionar con el bienestar físico y emocional.

Elementos de la meditación

Existen varios tipos de meditación que a la par, contienen elementos diferentes para poder meditar. A continuación, los elementos más comunes en la meditación:

  • Concentrar la atención. Es uno de los elementos más importantes para la meditación, pues ayuda a liberar la mente de las preocupaciones y distracciones que provocan estrés.
  • Respiración relajada. Esto se aplica mediante una técnica en la que implica la respiración profunda y uniforme, apoyándose del diafragma para expandir los pulmones. El objetivo clave es hacer la respiración más pausada, ingresar más oxígeno al cuerpo y evitar el uso de los músculos de los hombros, el cuello y la parte superior del pecho al respirar, para lograr una respiración más eficiente.
  • Un lugar tranquilo. Un espacio tranquilo, sin distractores aporta mucho en el proceso, sobre todo, si recién se inicia con esta práctica. Sin embargo, cuando se tiene mayor experiencia, la meditación se puede realizar en lugares que no simbolizan tranquilidad, como el tráfico, el mercado o el mismo trabajo, por ejemplo.
  • Una posición cómoda. No hay una posición exacta para tener una meditación placentera y exitosa. Pero es importante la postura, es decir, que nuestro cuerpo esté adecuado para la práctica y en el que todos los músculos estén relajados.
  • Actitud abierta. Acá es importante el no juzgar los pensamientos, pues es donde se logrará la concentración necesaria para continuar con el proceso.

Beneficios de la meditación

Como ya hemos detallado más arriba, la meditación es una práctica complementaria que ayuda a nuestro cuerpo a aliviar el estrés, pero también tiene otros beneficios que es necesario tener en cuenta si se busca aplicarlo en el día a día:

  • No solo alivia el estrés, sino las condiciones de salud relacionadas con el mismo, como el síndrome del intestino irritable y la fibromialgia, por ejemplo.
  • Fomenta y fortalece la salud mental y emocional.
  • Ayuda a reducir la ansiedad y la depresión.
  • Controla y canaliza el dolor corporal y emocional.
  • Mejora la calidad de sueño.
  • Aporta al bienestar personal, tanto emocional como físico, generando una sensación de equilibrio personal.  
  • Permite desarrollar una perspectiva más positiva de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí