¿Por qué los carbohidratos son siempre los malos de la película?

¿Qué son los carbohidratos?

Los carbohidratos se definen como una clase de macro nutriente que está presente en bebidas y alimentos, en especial los de origen vegetal. Por otra parte, en la composición química de los alimentos procesados se adicionan en otras formas como el almidón o la glucosa. Algunos ejemplos de fuentes naturales son las frutas, vegetales, leche, frutos secos, semillas, legumbres y cereales.

Los tipos de carbohidratos que se pueden encontrar en la naturaleza son:

– Azúcares: son las formas más sencillas, y se clasifican en fructuosa, lactosa y sacarosa, según se encuentren en las frutas, leche, o el azúcar.

– Almidón: es una de las formas más complejas, y se encuentra presente en las legumbres, guisantes, etc.

– Fibra: al igual que el anterior, su molécula es compleja, y se encuentra presente en algunos tipos de cereales y legumbres, secos o cocidos.

¿Por qué son necesarios los carbohidratos?

A pesar de que la OMS recomienda la reducción de las azúcares en la dieta diaria para poder llevar un estilo de vida saludable, los carbohidratos son necesarios para la realización de múltiples procesos del organismo. En este sentido, se destacan sus funciones:

1. Energéticas:
Proveen de la energía necesaria, mediante el proceso de digestión se descomponen las moléculas complejas, incorporándose al flujo de sangre, que las transporta por todo el cuerpo. Se consume con el desarrollo de la actividad física diariamente, acumulándose en el hígado, músculos y otros tejidos para su posterior uso o se transforma en grasa.

2. Protege de enfermedades:
Cuando se presenta en forma de fibras, previene el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes tipo 2. Contribuye a la salud del aparato digestivo.

3. Peso:
El consumo de fibras, frutas y vegetales es un aliado en el control del peso.

¿Por qué se consideran malos para la salud?

En múltiples libros, revistas, informes se dice que hay que reducir el consumo de carbohidratos. Pero, por otra parte, cumplen funciones vitales en el organismo. En consecuencia, las recomendaciones se refieren a los cuidados necesarios en

la dieta para evitar los excesos. También se debe eliminar la ingesta de las azúcares incorporadas artificialmente, presentes en jugos, gaseosas, snacks, etc.

La incorporación de carbohidratos al organismo debe realizarse a través de alimentos de calidad, es decir, frutas, vegetales, legumbres, frutos secos, etc. Al respecto la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca que las azúcares libres son las que contribuyen al equilibrio calórico, siendo preocupante el incremento desmedido del consumo de bebidas carbonatadas y su impacto en los riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes, aparición de caries, etc. Es por ello que el organismo recomienda que los carbohidratos deben representar un porcentaje inferior al 5% del total de calorías incorporadas diariamente.

¿Cuáles alimentos son recomendables para mantener el balance calórico?

Las recomendaciones para conservar una dieta saludable y equilibrada contemplan la ingesta de carbohidratos de la siguiente manera:

1. Incrementar ingesta de alimentos ricos en fibra:
Las frutas y verduras frescas, congeladas o enlatadas sin azúcar, jugos de fruta natural, fruta deshidratada, frutas enteras son algunas de las fuentes de agua y fibra.

2. Cereales integrales:
Aportan fibras, vitamina B, vitaminas y minerales.

3. Lácteos con bajo contenido de grasa:
Algunas de las fuentes de proteínas y calcio son el yogurt, queso y lácteo. Se deben seleccionar aquellos sin azúcar ni grasas saturadas.

4. Legumbres:
Contienen potasio, hierro, magnesio, fibras, proteínas, bajo contenido graso, encontrándose presentes en arvejas, lentejas, guisantes, etc.

5. Reducir azúcares agregadas:
Se sugiere reducir su consumo a menos del 5% del valor calórico total. Se encuentran presentes en bebidas carbonatadas, postres, dulces, cereales refinados, etc.

En conclusión, los carbohidratos constituyen un elemento necesario en la dieta del ser humano por su importancia en el aprovisionamiento de la energía necesaria para el desarrollo de las actividades diarias. Sin embargo, la ingesta excesiva de azúcares agregadas trae aparejados importantes riesgos para la salud humana.

Se encuentran entre los agentes causales de enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes, patologías cardiovasculares, caries, trastornos en el sistema digestivo, etc. Es por ello que las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud contemplan la sustitución en la dieta por carbohidratos de calidad, presentes en frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí