¿Qué es un auxiliar gerontológico?

¿Qué es un auxiliar gerontológico?

Un auxiliar gerontológico es aquel profesional que ofrece al adulto mayor asistencia emocional y en la realización de sus tareas diarias, entre las que se incluyen la vestimenta, higiene personal, alimentación, desplazamiento, entre otras.

La labor de estos profesionales de la salud se desarrolla en entidades de diversas especialidades y magnitudes que comprenden desde el hogar hasta hospitales, centros de día, residencias geriátricas, clínicas y sanatorios, etc.

¿Qué actividades realiza un auxiliar gerontológico?

Las actividades que realiza un auxiliar gerontológico son múltiples y todas tienen como principal objetivo lograr que los pacientes se pueden independizar en su vida diaria al máximo de su capacidad. En todos los casos las tareas a realizar estarán adaptadas a las necesidades de cada paciente, pudiendo comprender las siguientes:

  • Residencia geriátrica:
    La asistencia en los cuidados básicos comprende la higiene personal, la vestimenta, alimentación, administración de la medicación, desplazamientos, etc. Es decir, todas aquellas tareas que debe realizar una persona para poder vivir desde que comienza hasta que finaliza el día.
  • Actividad social:
    La planeación y supervisión de actividades sociales y recreativas es otra de las funciones que cumple el auxiliar de geriatría, con la asistencia interdisciplinaria de especialidades como la psicología, fisioterapia, educación social, entre otros.
  • Asistencia sanitaria:
    Se refiere a cuestiones de índole médico en las que el auxiliar de geriatría contribuye a la aplicación de cremas, control de signos vitales (glucemia, temperatura corporal, presión arterial), higiene de apósitos, administración de medicamentos, etc. con la colaboración de un servicio de enfermería debidamente especializado.
  • Seguimiento y atención del estado del paciente:
    El auxiliar de geriatría tiene un contacto diario y estrecho con los adultos mayores a su cargo, por lo que debe tener la capacidad de detectar los cambios en los estados de ánimo, dolores, problemas motrices, trastornos en la alimentación, ansiedad, depresión, problemas para la comunicación, etc. procediendo a comunicarlo de inmediato a sus superiores o al profesional de la salud que se encuentre a cargo del paciente.
  • Asistencia emocional y social:
    El auxiliar de geriatría desarrolla tareas de acompañamiento y asistencia desde el punto de vista psicosocial, con amabilidad, cordialidad, predisposición al servicio, paciencia y absoluta reserva, respetando al paciente que deposita en él su confianza. Debe conocer de antemano que estará trabajando con personas que necesitan ser escuchadas, tranquilizadas ante emociones de ansiedad, confusiones, etc., contribuyendo a que puedan relacionarse con sus pares, familiares, crear nuevos lazos de amistad, etc.
  • Contribuir a la autonomía:
    El trabajo del auxiliar de geriatría será exitoso en tanto y en cuanto logre la mayor independencia posible del paciente. Esto quiere decir, que el adulto mayor, con la asistencia recibida, logre mejorar sus posibilidades de desenvolverse diariamente con menor asistencia, dentro de su capacidad.
  • Proteger la seguridad:
    La responsabilidad de los auxiliares de geriatría es contribuir para que los adultos mayores a su cargo se encuentren seguros en cualquier lugar en el que se hallen alojados: hogar, residencia, hospital, clínicas, etc. Este objetivo se logra evitando la presencia de elementos que obstaculicen su desplazamiento, vigilando que las puertas y ventanas se encuentren debidamente cerradas para evitar el acceso de personas ajenas al lugar, resguardar los elementos personales para que no puedan ser sustraídos, eliminando de su alcance sustancias peligrosas, protegiendo cables para evitar accidentes, eliminando materiales inflamables, cuidado en el uso de estufas y calentadores, eliminando elementos cortantes con los que puedan causarse daño accidentalmente, cuidado en el uso de escaleras y rampas, etc.
  • Solución de conflictos:
    Es frecuente cierto malhumor, conflictos o conductas agresivas por parte del paciente, como así también la resistencia a los tratamientos, todo ello producto del estado de ánimo o de la propia enfermedad que padece, por lo que se requiere de paciencia y capacidad de resolver estas situaciones con decoro y absoluto control de la situación para que el paciente colabore con la propuesta.

¿Cuál es el perfil profesional de un auxiliar de geriatría?

La complejidad de las tareas que debe realizar el auxiliar de geriatría exige que los perfiles sean los adecuados para poder desempeñarse exitosamente en sus funciones.

Por lo tanto, es deseable que quienes pretenden desempeñarse como auxiliar de geriatría debería reunir las siguientes condiciones en su perfil laboral:

  1. Estudios académicos afines a la geriatría.
  2. Empatía.
  3. Habilidades comunicacionales e interpersonales.
  4. Predisposición para escuchar
  5. Capacidad de brindar la ayuda que se requiera, incentivar el aprendizaje y la mejora continua.
  6. Habilidades de resolución de situaciones problemáticas.
  7. Actitud respetuosa hacia la privacidad y la independencia del paciente.
  8. Trato personalizado y acorde a las necesidades particulares de cada paciente.
  9. Absoluta reserva y discreción en el trato con pacientes con discapacidades y limitaciones de cualquier naturaleza.
  10. Predisposición para el aprendizaje y desarrollo de nuevas capacidades de trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí