4 Consejos efectivos para evitar el dolor de espalda en el trabajo

Enfermedades laborales: una causa del dolor de espalda

El dolor de espalda es una de las llamadas enfermedades laborales o profesionales. Este tipo de patologías se producen como consecuencia de las posturas, esfuerzos físicos excesivos o carencias de elementos de protección. Desde la Organización Internacional del Trabajo y la Organización Mundial de la Salud se trabaja en forma conjunta en la prevención. Las recomendaciones emitidas por ambos organismos han sido adheridas todos los países miembros. En tal sentido, se ha asumido el compromiso del dictado de leyes que exijan a los empleadores el uso de medidas preventivas. Entre éstas se destacan la readecuación de los puestos de trabajo, uso de medidas de seguridad y capacitación de los empleados.

Las características principales de este tipo de patología es su intensidad y frecuencia. El dolor es tan agudo que impide la correcta concentración durante la jornada laboral. Los oficios que habitualmente ocasionan este tipo de lesiones pertenecen a ramas de la industria, construcción, profesionales de la salud y administrativos.

Causas del dolor de espalda como enfermedad profesional

El dolor de espalda producido en el ámbito y en ocasión del trabajo tiene las siguientes causas:

  • Esfuerzo

La realización de actividades que involucran la realización de fuerza excesivas. Por ejemplo, levantar objetos pesados, movimientos o desplazamientos.

  • Acciones repetitivas

En algunos casos, se ejecutan actividades que exigen la realización de movimientos reiterados. Ello produce inflamaciones y dolor en las zonas afectadas. Éstas pueden originarse por causas musculares u osteoarticulares. En algunas ocasiones hasta se rota la columna vertebral causando lesiones.

  • Sedentarismo

Existen trabajos que no implican movimientos bruscos pero que traer aparejados dolores en la espalda. Un ejemplo frecuente son las tareas de oficina. En estos casos es común observar las malas posiciones posturales, uso de sillas o escritorios de altura inapropiada, etc.

Tipos de dolor de espalda

El dolor de espalda es una enfermedad muy común en la población. Existen diferentes tipos según la magnitud:

1.- Agudo:

Su duración es limitada y corta en el tiempo (días o semanas). Se caracteriza por su inicio en forma repentina como consecuencia de una lesión puntual. Por ejemplo, accidentes, caídas.

2.- Crónico:

Se caracteriza por una duración prolongada que se extiende por más de 3 meses. Se produce con menor frecuencia y requiere de tratamientos más complejos.

Consejos para prevenir el dolor de espalda en el trabajo

Los profesionales recomiendan algunas pautas que se pueden considerar para evitar el dolor de espalda en el trabajo:

1.- Postura

El cuidado de la forma en que se ejecutan las tareas diarias tiene una elevada incidencia. Se debe evitar las posiciones encorvadas. En este sentido es aconsejable el uso de sillas que permitan el correcto apoyo de la espalda. Por otra parte, la altura adecuada debe permitir que se apoyen los pies en forma completa y plana. La posición de los muslos debe ser paralela a la línea imaginaria del piso. Finalmente, se sugiere no disponer de teléfonos celulares, billeteras u otros elementos en los bolsillos de los pantalones. Esto permite evitar un incorrecto posicionamiento de la columna vertebral.

2.- Actividades que implican levantar peso

Los objetos que son pesados deben manipularse con las piernas distribuyendo el esfuerzo hacia los músculos centrales. Es conveniente la sostener objetos cerca del cuerpo y preservar la forma natural de la columna. También es conveniente pedir ayuda en función de la magnitud del peso a trasladar, o el uso de protectores de columna lumbar. Cuando se trata de objetos livianos, también deben evitarse posiciones inadecuadas que pueden derivar en daños en la espalda. Por ejemplo, se deben flexionar las rodillas e inclinarse cuidadosamente.

3.- Evitar las actividades reiterativas

Las tareas cotidianas deben ser modificadas para la protección de la salud de la columna vertebral. En el ámbito laboral es una tarea de los especialistas en higiene y seguridad industrial. También es importante la capacitación adecuada y continua del personal. Una forma de evitar inconvenientes es el uso de maquinarias elevadoras. También contribuye la alternancia de tareas con y sin esfuerzo físico. En el caso de los oficinistas, es necesario que los monitores se fijen a una altura correcta. Lo mismo que el teclado y los demás dispositivos de uso diario. Para el caso de los telefonistas es conveniente el uso de headseat. Finalmente, se deben evitar los traslados de carteras y maletines con excesos de peso.

4.- Prestar atención a las señales del cuerpo

Es necesario estar atentos durante la jornada laboral. Evitar permanecer largas horas sin realizar cambios posturales. Realizar estiramientos y caminatas cortas para brindar elasticidad y flexibilidad.

5.- Controlar el peso

Los excesos de peso sobrecargan el esfuerzo de la columna vertebral y los músculos relacionados. Por ello, pacientes con sobrepeso sufrirán aún más dolores de espalda ante la realización de sus tareas laborales adecuadas. La dieta sana y el ejercicio físico periódico contribuyen a sostener el peso adecuado.

6.- Evitar el tabaquismo

Una de las medidas que contribuye a la salud de la columna es evitar fumar. El tabaco ocasiona un deterioro más repentino de la columna vertebral. De esta manera se vuelve más proclive a padecer dolencias y molestias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí