Pilates como especialidad de la Fisioterapia

¿Qué es el método Pilates?

Pilates es una disciplina por la cual se pretende desarrollar un equilibrio entre cuerpo y mente. Se realiza a través de una serie de ejercicios que se ejecutan en forma concentrada y sosteniendo un ritmo de respiración. Por otra parte, permite trabajar con exactitud los músculos.

Sus orígenes datan de las últimas décadas, combinando principios del yoga, artes marciales y el físioculturismo. Su creador de nombre homónimo, ha concebido esta nueva forma de realizar ejercicios en forma coordinada entre mente y cuerpo. Su principal objetivo es lograr controlar todos los movimientos del cuerpo.

Su contribución en la mejora de las posturas es inobjetable. En especial se trabaja en la corrección de las posiciones de la columna vertebral, practicando ejercicios con especial conciencia de los movimientos. Las sucesivas prácticas crean el hábito hasta llegar a internalizarse. Una vez desarrollada la práctica se torna un movimiento cuidadoso inconsciente.

Aspectos positivos del Pilates

Quienes han desarrollado el uso habitual de esta metodología como complemento de sus entrenamientos enumeran múltiples beneficios. Entre ellos se pueden mencionar los siguientes:

1.- Estado físico

La práctica habitual de ejercicio físico deviene en un indudable beneficio para la salud. Su contribución al estado físico se sustenta en la realización habitual de movimientos que otorgan elasticidad y flexibilidad. También son una forma efectiva de combatir el sedentarismo.

2.- Previene dolores de espalda

Las correcciones posturales y las mejoras en las formas de desplazamiento son las que ayudan a prevenir esta patología.

3.- Mejora la resistencia física y mental

El mejor control de la respiración permite mejorar los tiempos de resistencia a las actividades.

4.- Flexibilidad

Involucra ejercicios de trabajo localizado en el sistema osteoarticular, conservando la elasticidad muscular y de los tendones.

5.- Mejora la coordinación

El trabajo en la concentración mental contribuye a una mejor coordinación de los movimientos. A través de ello se logra mejorar la postura y los desplazamientos, evitando torceduras o excesos de esfuerzos focalizados.

6.- Previene el estrés

El trabajo armónico entre cuerpo y mente constituye un efectivo método de relajación y control de las situaciones traumáticas.

¿Qué tipos de Pilates se puede practicar?

Este método es muy versátil. Permite el trabajo de las siguientes maneras:

1.- Con aparatos:

Se desarrollan las rutinas mediante el complemento de aparatología especialmente diseñada. Ésta puede ser regulada conforme al nivel de exigencia física que se pretende alcanzar. Las más populares son las reforme y el Cadillac.

2.- En el piso:

En este caso se practican ejercitaciones con el uso de colchonetas, pelotas, aros y bandas elásticas.

3.- Contemporáneo:

Se trata de una versión adaptada en la que se incorporan otros elementos adicionales a los que fueron originariamente desarrollados por su creador. Se fundamenta en bases de conocimiento del cuerpo.

Pilates y Fisioterapia: su aplicación a la rehabilitación

En la actualidad, las funciones paliativas de enfermedades de este método han hecho que sea recomendado en la medicina. Tal es así que es sugerido tanto por especialistas en traumatología y ortopedia, como por fisioterapeutas. De este modo, se ha constituido en una especialidad dentro del campo de estudio de la Fisioterapia. El principal objetivo de la aplicación del método Pilates para la rehabilitación de pacientes es alcanzar la elasticidad y fortalecer la musculatura. Esta tarea se realiza sin un trabajo de impacto, movimientos bruscos o golpes.

El trabajo se realiza en todo el sistema músculo esquelético logrando:

  • Correcta alineación del cuerpo
  • Tonificación de la musculatura
  • Mayor estabilidad ósea
  • Control de la mente

Para ello, se desarrollan rutinas de ejercicios que promueven la armonía en los movimientos y el control de la respiración. En primer lugar, se trabaja en las zonas lumbares. A posteriori, se incorporan las restantes partes del cuerpo. De manera progresiva se trabaja en la incorporación de nuevas formas de movimiento.

Un ejemplo de aplicación práctica es la reumatología. En este caso los pacientes sufren de dolores intensos e inflamación de las articulaciones. A través del uso de los estiramientos del método Pilates se logra alcanzar niveles aceptables de elongación y elasticidad musculares.

Por otra parte, las técnicas de regulación de la respiración contribuyen al trabajo paulatino en la relajación. Mientras que, en algunas instancias se alcanzan resultados positivos a nivel metabólico, controlando los niveles de glucosa en sangre. Otros aspectos beneficiosos se vinculan a las mejoras en la calidad del descanso y prevención de alteraciones en el funcionamiento de la tiroides. Es un gran aliado para el control del sobrepeso y preventivo del envejecimiento prematuro.

Estas características son las que permiten que resulte de fácil aplicación para cualquier persona, independiente de la edad y las capacidades motrices.

En síntesis, el método Pilates resulta de amplia aplicación como coadyuvante en las ciencias médicas. Sus resultados reflejan múltiples beneficios en la prevención de diferente tipo de enfermedades. En este sentido, es un excelente aliado para conservar un estilo de vida saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresa a tu aula virtual

Si te matriculaste hasta el 30 de setiembre, ingresa aqui

Si te matriculaste desde el 1 de octubre, ingresa aquí

Si tienes problemas para ingresar a tu aula virtual o necesitas soporte, registrate aquí